with No Comments

Agorafobia como efecto de la XenofobiaAgorafobia como efecto de la Xenofobia

SADM #87 Nov/Dec 2019

Mariela González, Psicólogo Clínico

Ser diferente físicamente, pertenecer a un grupo o sociedad distinta, tener otras costumbres, e incluso hablar otro idioma; habían sido diferencias que hasta hace poco, nos hacían ser únicos ante nuestros ojos y los de los demás. Eran características apreciadas y valoradas.

No obstante, recientemente ha resurgido un sentimiento de rechazo al extranjero, que se remonta a un rasgo evolutivo visto en la organización de los primeros grupos humanos, que llevó en esa época, a diversos enfrentamientos entre grupos vecinos… hablo de la xenofobia.

Partiendo de este punto, para mí es sorpresivo cómo en consulta, se ha vuelto común atender los efectos de la xenofobia en muchos de mis pacientes; pero no hablo de la depresión que muchos pensarán que es lo esperado, me refiero más bien a cómo estoy percibiendo la aparición de agorafobia, el cual es un trastorno de ansiedad que suele aparecer ante ciertas situaciones, en donde la persona piensa que sería difícil escapar o no podría disponer de ayuda.

El Manual Diagnóstico y Estadístico de los trastornos mentales (DSM-V por sus siglas en inglés), señala que estas situaciones casi siempre inducen miedo o ansiedad desproporcionados y son evitadas o se soportan con una ansiedad intensa.

Las situaciones temidas por la persona son muy variadas, sin embargo, en cada una existe la presencia de personas o de multitudes. Pareciera que la persona que ha sido víctima de xenofobia, directa o indirectamente, presenta un miedo que es abrumador que les impide salir de sus casas.

Es común ver cómo las personas comienzan a sentir miedo a experimentar una crisis de ansiedad ante una situación concreta en la que previamente pudo experimentar pánico, impotencia o vergüenza. Lo anterior se asocia con un alto nivel de discapacidad en términos de funcionalidad y productividad laboral, presencia de otras alteraciones emocionales, como por ejemplo la depresión, y a su vez, con un abuso de sustancias que lo que hacen es complejizar la situación de la persona y de sus familiares.

Ante esto, son personas que están limitadas a no poder afrontar situaciones cotidianas como salir a trabajar, estudiar, realizar compras o simplemente disfrutar de actividades al aire libre. Son personas que necesitan contar con la presencia de un pariente, compañero o amigo para ir a lugares públicos.

Por tanto, si sientes que te encuentras en esta situación, recuerda que la agorafobia puede limitar en gran medida las actividades de tu vida. Trata de buscar ayuda profesional para poder corregir y eliminar las conductas de evitación que son las que mayormente, mantienen el problema; también para que puedas aprender a reducir y controlar la ansiedad experimentada, y así vuelvas a sentir que eres tú.

Y si estás del otro lado de esta realidad, y sientes que podrías estar denigrando y vejando a otros solo porque tienen rasgos y características diferentes.

Recuerda que cada uno de nosotros debemos de aceptar que somos diferentes, somos un “yo” que es diferente a otros “yo”. Concienticemos que cada una de nuestras acciones tienen consecuencias; pongámonos del lado del que puede sufrir y padecer éstas, no las minimicemos porque podríamos estar generando un daño a su integridad, autoestima y funcionalidad.

Como ayuda en la atención de las alteraciones emocionales, te invito a leer la guía “¿ERES UN INMIGRANTE? TÉCNICAS PARA LA PERSONA QUE DECIDE EMIGRAR”: https://www.amazon.com/dp/B07W5YKT58

#salud #saludaldia #saludaldiamagaz #saludaldiamagazine

Leave a Reply