with No Comments

Aporofobia: rechazo a la pobreza y a la persona pobreAporofobia: rechazo a la pobreza y a la persona pobre

SADM #88 Jan/Feb 2020

Mariela González, Psicólogo Clínico

Se está hablando que actualmente en diferentes países en los que la migración supera las estadísticas pasadas, se está viviendo un fenómeno de rechazo a los extranjeros. Sin embargo, hay especialistas quienes están explicándolo en base, no al surgimiento de la xenofobia sino más bien por la Aporofobia.

Pero ¿Que es la aporofobia?… ésta consiste en tener miedo y/o rechazo a quienes son pobres o están en situación de pobreza. Este miedo a personas que están en desventaja socioeconómica es según lo que puede explicar por qué grupos provenientes de países en crisis, son rechazados y percibidos como una amenaza en los nuevos países, al demandar más recursos y asistencia, de la que los habitantes de ese país presentan en ese momento.

A partir de esto, empieza a verse una competencia, por así decirlo, de quienes necesitan mayor ayuda del estado… o simplemente, el migrante se convierte en la razón por la que el “nacional” no recibió la asistencia que necesitaba.

Otra explicación que se aporta para sentir este miedo consiste en percibir que el extranjero que llega en una situación de precariedad, no es capaz de aportar nada nuevo o beneficioso para la sociedad, sino más bien, puede traer más problemas al país…representando una carga para éste que, si previamente no podía combatir la inflación, delincuencia, y demás problemas socioeconómicos, ahora con el nuevo peso, está en una situación cuesta arriba que no puede resolver y/o controlar.

Sea un inicio de xenofobia o de aporofobia, lo que está claro es que el inmigrante se siente rechazado, también siente miedo de que lo puedan identificar y, por tanto, ser penalizado, juzgado o encasillado en algo que no es.

En mi opinión como psicólogo, reconozco que la época en la que vivimos está llena de desafíos que nos pueden llevar a competir cada día por el preciado “pie” o ingreso económico con el cual mantenemos a nuestras familias, no obstante, aunque estemos en esta situación, no podemos dejar a un lado nuestra “humanidad”; somos seres humanos que debemos de tener empatía y ponernos en los zapatos de quienes se tuvieron que ir de su países no porque quisieron, sino porque tuvieron que hacerlo si querían darle mejor calidad de vida a su familia o más allá, si querían poder seguir viviendo.

Emigrar no es algo fácil como quizá muchas personas pueden pensar, no es fácil para ninguno de los involucrados, ni para el inmigrante, ni para el que puede estar viendo llegar cada vez más personas desde otras partes del mundo.

Tratemos de educarnos y tomar consciencia de este proceso que no se detendrá para el 2020, sino más bien se espera que aumente. Respetémonos los unos a los otros, tengamos empatía, sepamos agradecer lo que nos brindan los países que en verdad tienden una mano, todos ayudémonos a construir una mejor sociedad, pero no en términos de un país en específico, sino a nivel global.

Si eres un inmigrante y estás presentando alteraciones emocionales, te invito a leer la guía “¿ERES UN INMIGRANTE? TÉCNICAS PARA LA PERSONA QUE DECIDE EMIGRAR”: https://www.amazon.com/dp/B07W5YKT58

#salud #saludaldia #saludaldiamagaz #saludaldiamagazine #sadm

Leave a Reply