with No Comments

El Síndrome FOMO : miedo a perderse algoEl Síndrome FOMO : miedo a perderse algo

SADM #85 Jul/Ago 2019

Ruben Fornell, Master in Mental Health, Master in Neurolinguistic Programming

Nuestra era de velocidad y tecnología nos sirve en bandeja una cantidad desmedida de información que, especialmente en el caso de las generaciones más jóvenes y las redes sociales, está presentando una parte negativa; el síndrome FOMO, acrónimo de “fear of missing out”, es decir, “miedo a perderse algo”.

Aunque pueda parecer novedoso, es tan antiguo como la información, cuando provoca en nosotros un poso de estrés, ansiedad o preocupación, al pensar que sucede algo muy bueno en nuestra ausencia.

Esto se basa en rasgos primitivos de pertenencia a la comunidad, donde queremos ser parte valiosa de un contexto en el que generar vínculos y apoyos, y no sentirnos desplazados o abandonados por la “manada”.

Las redes sociales, especialmente ahora con la actualización infinita que permite que, cada vez que deslices, se refresquen las noticias de tu muro, invitan a desarrollar el miedo de que, cuando pares, sucederá algo que tú no verás y podrás perder información valiosa.

Dos rasgos fundamentales debemos trabajar para no caer en el FOMO:

  1. Las proyecciones futuras. Son esas representaciones o imágenes que nos creamos (a veces incluso ni somos conscientes de que lo estamos haciendo) a través de las cuales se genera estrés o ansiedad.
    Nuestro cerebro pone en marcha un futuro próximo en el que, si no tenemos una determinada información, sucederá algo negativo a través de lo que nos sentiremos mal. Debes saber que esto es solo una opción y que tu valor es mucho mayor en tu entorno que el hecho de tener una información concreta.
  2. La identidad. Este es un rasgo por el que suele afectar más a los jóvenes: están en pleno proceso de construcción de su identidad madura. Si tú sabes quién eres a un nivel profundo, no dependerás de juicios externos que puedan estar motivados por lo que sabes o no, por lo que digan o no, o por lo que piensen.
    Una crítica dura, si tu identidad está bien cimentada, solo te hará alejarte de alguien tóxico o reflexionar, pero no te hundirá.

Si no sabes si tú o tus hijos podéis estar sufriendo ya el FOMO, salid de redes sociales y medios online (más allá de lo imprescindible) durante unos días. Podréis encontrar si tenéis sensaciones negativas, preocupación, miedo o ansiedad. Y, aunque no las tengas, tu cerebro te agradecerá un reposo de radiación y estímulos.

Rubén Fornell se destaca en estudios superiores en Psicología en la Università degli Studi de Milano, UNED y UOC, Máster en Salud Mental, Máster en Programación Neurolingüística, Posgrado en Terapia Sexual, Posgrado en Terapia de Pareja, Experto en Trauma, Experto en Duelo, especialización en Hipnosis Ericksoniana, así como diferentes talleres y terapias en torno a técnicas integradoras sobre psicología energética.

Para mayor información puedes contactarlo e-mail rubenfornell@rubenfornell.com o www.rubenfornell.com y en twitter @rubenfornell

#salud #saludaldia #saludaldiamagaz #saludaldiamagazine

Leave a Reply