con No hay comentarios

Take Care with Pet Reptiles and AmphibiansCuidado con los reptiles y anfibios como mascotas

Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, CDC

Los reptiles y anfibios sanos pueden ser portadores de Salmonella y de otros microbios que causan enfermedades en las personas, especialmente en los niños pequeños. ¡Tome precauciones para mantenerse sano y mantener sana a su familia!

Muchas personas creen que la única causa de las infecciones por Salmonella son los alimentos contaminados, pero usted también puede infectarse al manipular reptiles (como las tortugas, lagartijas y culebras) y anfibios (como las ranas y salamandras). Usted puede contagiarse de los reptiles y anfibios que tenga en su casa aunque no los toque, porque los microbios de Salmonella en sus excrementos (heces) pueden contaminar todo lo que tocan, incluidos todos los objetos en su entorno, como los acuarios y los platos de alimentos.

Si en su casa hay niños pequeños, considere tener otras mascotas que no sean reptiles o anfibios para su familia.

En el 2015 y el 2016, se enfermaron más de 202 personas a causa de varios brotes de Salmonella que ocurrieron en todo el país y siguen en curso, y se vincularon a las tortugas pequeñas. El cuarenta y un por ciento de los pacientes eran niños menores de 5 años de edad. Algunas de las personas que se enfermaron en estos brotes ni siquiera habían tocado a las tortugas, aunque las tenían en sus casas. Entre el 2006 y 2014, los CDC investigaron 15 brotes multiestatales de Salmonella vinculados al contacto con las tortugas; 921 personas se enfermaron, 156 fueron hospitalizadas y un bebé murió. En el 2011, los CDC investigaron un brote vinculado a las ranas enanas africanas; 241 personas se enfermaron y de estas el 69 % eran niños menores de 10 años. Estas enfermedades y estos brotes son la razón por la cual los CDC recomiendan que no se tengan tortugas ni otros reptiles como mascotas en las familias con niños pequeños.[775 KB]

Sugerencias para manipular reptiles y anfibios de manera segura

  • Lávese bien las manos luego de estar en contacto con reptiles, anfibios y cualquier otra cosa en el área donde ellos viven o merodean, como su hábitat, sus alimentos y sus equipos.
  • Los niños menores de 5 años de edad, las personas con el sistema inmunitario debilitado y los adultos de más de 65 años no deben manipular ni tocar los anfibios, los reptiles ni los sitios donde viven estos animales. Estos grupos tienen una mayor probabilidad de contraer una enfermedad grave y de ser hospitalizados a causa de los microbios de Salmonella.
  • ¡Evite la contaminación cruzada! No es necesario tocar un reptil o un anfibio para enfermarse a causa de sus microbios. Los alimentos de los reptiles (como los roedores vivos o congelados) y los equipos y materiales (como el agua de sus tanques), se pueden contaminar con Salmonella y con otros microbios.
  • Mantenga a los reptiles, los anfibios y sus equipos fuera de la cocina o de cualquier lugar donde se preparen, sirvan o coman alimentos.
  • Limpie los hábitats de los reptiles y los anfibios fuera de su casa.
    • Si no puede limpiarlos fuera de su casa, hágalo en una cubeta o recipiente de uso exclusivo. Utilice jabón y agua tibia para lavar la cubeta y cualquier superficie que toque.
  • No bese ni abrace a un reptil o a un anfibio.

Cómo escoger un reptil o anfibio como mascota

  • No compre tortugas de menos de 4 pulgadas de largo (cerca del tamaño de una baraja de cartas o un teléfono celular). Aunque estas tortugas pequeñas se vendan en tiendas de recuerdos y en kioscos en las calles, su venta está prohibida por ley federal. Si quiere tener una tortuga como mascota, compre una que tenga una caparazón de más 4 pulgadas en una tienda de mascotas confiable.
  • No capture reptiles o anfibios salvajes para tenerlos como mascotas.
  • No libere al medio ambiente los reptiles o anfibios que no quiera. Esto no es bueno ni para el animal ni para el medio ambiente. Llame a una tienda de mascotas con buena reputación o a una organización que rescate reptiles.
  • Si decide tener reptiles o anfibios como mascotas, hable con su veterinario sobre el lugar que necesitan para vivir y lo que necesitan para alimentarse, para asegurarse de que las expectativas y capacidades de su familia sean acordes al nivel de compromiso que implica.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Cholesterol Test Kits

Deja un comentario