con No hay comentarios

Entre la venta y el tráfico de medicinasEntre la venta y el tráfico de medicinas

Primicia (Venezuela)

En Venezuela, Venta de medicamentos a través de redes sociales se ha convertido en algo “normal”.

A raíz del desabastecimiento de medicamentos que existe en el país, muchos venezolanos se las han ingeniado para obtener los productos que desean o necesitan.

Bien sea por trueques o compra y venta, los usuarios buscan todas las formas posibles para hacerse con un producto.

Y en la actualidad, con las redes sociales y páginas de Internet, se da una nueva modalidad de venta, donde se pueden conseguir medicinas sin prescripción facultativa y sin mayor control.

Unos condenan este modo de proceder, pues afirman que se cometen acciones ilegales y otros lo conciben como una buena idea para encontrar las medicinas que no se encuentran en el país.

Causales

De acuerdo a datos suministrados por la Federación Farmacéutica de Venezuela (Fefarven), para finales de octubre, en el país existía una escasez de medicinas que rondaba el 85%.

También compararon la situación respecto a otros países de América Latina, y afirmaron que que en Venezuela existe una farmacia por cada 7.000 habitantes, mientras que en otros lugares del continente hay una por cada 3.000 habitantes.

Aseguran que el número de establecimientos autorizados para la distribución de medicamentos seguirá disminuyendo con el paso de los días, pues muchos deberán cerrar debido a la falta de insumos.

Además, las farmacias y droguerías se han visto afectadas ya que los precios justos a los cuales están marcados los medicamentos, no permiten a los dueños tener un margen de ganancia adecuado para garantizar la cobertura de gastos operativos.

De acuerdo a la Encuesta digital Nacional, realizada por el Observatorio Venezolano de la Salud (OVS), para 2016, incrementó a 76 % la escasez de medicamentos en los más de 200 centros encuestados, incluyendo privados y públicos.

¿Peor el remedio…?

El secretario general del Colegio de Médicos del estado Bolívar, Hugo Lezama, explicó que la venta de medicamentos a través de vías como “el perolero”, es una forma de los ciudadanos para encontrar o intercambiar medicinas que parecen ausentes del mercado.

“Estamos sufriendo una severa crisis en diversos niveles, incluyendo al sector salud, y la gente trata de resolver un problema que no parece tener una solución pronta”, comentó el doctor.

Lezama manifestó que aunque no es lo ideal, la venta de medicinas por estas vías ha ayudado a solventar problemas de emergencias médica.

En algunos casos, uno de los problemas que acarrea la venta sin control o sin requerimiento de prescripción, es que los medicamentos pueden estar en mal estado o vencidos.

No obstante, Lezama indicó que en muchos casos, “se han salvado vidas” al conseguir medicinas por esta vía, incluso con medicamentos vencidos. Respecto a ese punto, el especialista refirió que existen estudios que prueban que algunos medicamentos pueden ser utilizados incluso luego de la fecha de caducidad que se marca en el empaque y no afectarán al paciente.

Por supuesto, su efecto dependerá de las condiciones bajo las cuales fue almacenado, entre otras variables que pueden afectar el mismo.

Destacó que no invita al uso de medicamentos vencidos, pero hizo la salvedad de que “en los tiempos de crisis que estamos atravesando”, en ocasiones, las medicinas vencidas brindan los mismos resultados y han permitido atender pacientes que presentan emergencias médicas con total éxito.

Lezama acotó que la gravedad de la escasez de medicamentos es de tal magnitud, que el gremio teme que se agoten por completo, por lo cual exhortó al Gobierno nacional a tomar las medidas correspondientes para garantizar el abastecimiento, suministro y distribución de medicinas a nivel nacional.

Especulación

A través de páginas o grupos en redes sociales, muchos usuarios venden diversos productos, entre ellos medicinas que se encuentran escasas. Pero estas vías, por no tener ningún tipo de control se prestan para ilícito .

Ampollas, pastillas, píldoras, soluciones, medicinas para enfermedades cardiovasculares o para pacientes con condiciones como el VIH, todas se pueden encontrar a través de estos medios, por supuesto, a precios más elevados que los del mercado regular en las farmacias.

Asimismo, se presentan inconvenientes por estafas, venta de productos caducados o en mal estado y otras condiciones que afectan al comprador.

Sanciones

Aunque no existen sanciones específicas para este tipo de ventas, en Venezuela existe una ley que podría regular la materia.

De acuerdo a la Ley de Medicamentos, publicada en Gaceta Oficial Nº 37.006, en agosto del 2000, existen un conjunto de sanciones contra quienes no cumplan con las condiciones necesarias para distribuir medicamentos.

En la ley, se estipula que los únicos autorizados para distribuir medicamentos al público son las farmacias que cuentan con las condiciones previstas en dicho documento y previa aprobación del Ministerio de Salud.

En su título VII, artículo 74, indica que serán sancionados con multas entre 37 U.T. a 185 U.T., aquellos que no cumplan con los requisitos necesarios para la prestación del servicio; de 185 U.T. a 370 U.T. aquellos que distribuyan medicamentos sin autorización, que conserven medicamentos sin las condiciones exigidas por la ley y los suministren en malas condiciones, así como al personal sanitario por incumplir con la farmacovigilancia y por suministrar medicamentos en establecimientos distintos a los autorizados.

Se tipifican los delitos contra la salud pública, y señala que quienes expendan medicamentos deteriorados o caducados pueden ser castigados con prisión de 6 meses a dos años, una multa de 360. U.T. o inhabilitación para ejercer la profesión de 6 meses a 2 años.

Además, si alguna de estas acciones causa el deceso de una persona, puede ser juzgado con base en el Código Penal.

Cholesterol Test Kits
Synthetic Testing

Deja un comentario