con No hay comentarios

Make Your Workout Work for YouHaga una rutina de actividad física que funcione para usted

Centros para el Control y Prevención de Enfermedades

La actividad física regular es realmente importante si usted tiene diabetes. Siga leyendo para ver consejos que lo ayudan a empezar a moverse y a seguir haciéndolo. 

El ejercicio: sabemos que es bueno para nosotros. Pero, ¿qué tanto? Los beneficios son bastante asombrosos. Por ejemplo, la actividad física regular puede ayudarlo de las siguientes maneras:

  • Mantener su peso.
  • Sentirse más contento.
  • Dormir mejor.
  • Mejorar su memoria.
  • Controlar la presión arterial.
  • Reducir el colesterol LBD (“malo”) y aumentar el colesterol LAD (“bueno”).

Si tiene diabetes, la actividad física es aún más importante para su salud. Hacer ejercicio lo hace más sensible a la insulina (la hormona que permite que las células de su cuerpo utilicen el azúcar en la sangre como fuente de energía), una de las razones por las que es fundamental para el control de la diabetes. También lo ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre y reduce su riesgo de enfermedad del corazón y daño en los nervios.

A pesar de saber todo eso, ¿por qué puede ser tan difícil empezar a hacerlo?  Vea si algunas de estas razones le suenan conocidas:

  • Es demasiado difícil.
  • Los resultados llevan demasiado tiempo.
  • No es divertido.
  • Es demasiado costoso.
  • No tengo tiempo.

Romper las barreras

Aquí hay un “sí” para cada “no”:

  • Si parece demasiado difícil… Quizás piense que tiene que pasar horas en el gimnasio. ¡No es así! De acuerdo a su estado físico, caminar durante 10 minutos después de la cena podría ser la forma adecuada de empezar. Aumente gradualmente la cantidad de tiempo que hace actividad física hasta llegar a los 30 minutos la mayoría de los días. Asegúrese de consultar con su médico qué actividades son mejores para usted y si hay alguna que debe evitar.
  • Si los resultados llevan demasiado tiempo… La buena noticia es que algunos beneficios son inmediatos aunque usted no los pueda ver enseguida. Revísese el azúcar en la sangre antes y después de salir a caminar y probablemente verá un número más bajo después de la caminata. Aunque no puede ponerse en forma en una semana, hacer que la actividad física sea parte de su vida le dará resultados.
  • Si no parece divertido… Las personas que son activas de forma regular no tienen mayor capacidad para forzarse a estar físicamente activo, sino que han encontrado una rutina que funciona para ellas. Si usted trata de forzarse a hacer lo que no le gusta, es probable que no continúe haciéndolo. Cuando pruebe una actividad nueva, hágala un par de veces antes de decidir si es o no para usted. ¿Le interesa la bailar?
  • Si es demasiado costoso… Los costos de un gimnasio o de clases de acondicionamiento físico pueden ser altos. Pero no se preocupe, el mundo es su gimnasio. Camine durante la hora de almuerzo, baile con música en su casa y haga ejercicio con videos gratuitos en línea.
  • Si es difícil encontrar tiempo… Este es realmente un problema para muchas personas. Afortunadamente hay formas de incluir la actividad física en su día. Use las escaleras en lugar de tomar el ascensor, juegue con sus hijos afuera, y levántese y muévase durante los anuncios publicitarios. Es mejor hacer 20 minutos de ejercicios todos los días que una o dos horas una vez por semana y es más fácil de incorporar a su horario.

No se trata solo de motivación…

Algunas personas creen que les falta motivación para hacer actividad física. Pero si usted ya piensa que debería ser más activo para mejorar su salud, va por el camino correcto. Lo que haga (o no) a continuación es lo que establecerá la diferencia.

…Se trata de preparación

Puede parecer que las personas activas tienen mucha fuerza de voluntad. Pero lo que probablemente tienen es un plan. Preparan su ropa y zapatos deportivos la noche anterior. Toman el camino que pasa por el gimnasio. Tan pronto como llegan a casa, llevan a pasear al perro. Cuando usted planifica con tiempo, hacer actividad física en cualquier momento es mucho más fácil.

Sí, usted lo puede lograr… Algunos consejos para empezar

Sea específico. Elija una meta que sea clara, una que pueda alcanzar y medir fácilmente, como caminar una milla todos los días durante un mes o ser activo todos los días de semana durante 15 minutos. Una meta vaga como “me voy a poner en forma” no le da pasos a seguir, lo cual hace más difícil que usted empiece a hacer ejercicio y siga haciéndolo.

Encuentre algo que le guste. En serio, es importante, o no seguirá haciéndolo. Querrá encontrar una actividad física que parezca más un campamento de verano que un entrenamiento militar (a menos que le guste el entrenamiento militar).

Empiece de a poco. De acuerdo a su estado físico, eso podría significar conducir menos o estacionar más lejos de la entrada, tomar las escaleras con más frecuencia, trabajar en el jardín o llevar a pasear al perro. Vaya despacio, de todos modos le está ganando a los que siguen sentados en el sofá.

Haga actividad física con un compañero. Cuando otra persona cuenta con usted, es probable que salgan a caminar o usen la cinta caminadora con más regularidad. Y no hay nada de malo en una competencia amistosa.

Intégrelo. Elija un momento de su día para hacer una actividad física, como caminar con sus colegas durante la hora de almuerzo. Cuanto más lo haga de forma regular, más rápido se convertirá en hábito. No pase más de 2 días seguidos sin hacer actividad y así fortalecerá su hábito.

Hágalo para conseguir la camiseta. Como la que recibe cuando completa una caminata/carrera de 5 kilómetros. En otras palabras, fíjese una meta que lo haga sentir bien cuando la alcance y siga trabajando con ese fin. Tendrá la camiseta para probarlo.

Nuestros cuerpos están hechos para moverse, y nos sentimos mejor al hacerlo, además de mantener el peso, controlar el azúcar en la sangre y mejorar el estado de ánimo. Mantenerse físicamente activo es clave para un estilo de vida saludable, pero asegúrese de consultar a su médico antes de comenzar una actividad nueva o más difícil.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Deja un comentario