with 2 Comments

Quieres disminuir tu calidad de vida? Hazte sedentarioQuieres disminuir tu calidad de vida? Hazte sedentario

SADM #89 Mar/Abr 2020

Sólo ocho semanas de inactividad o sedentarismo, son suficientes para una pérdida de fuerza muscular del 7 al 12% y una reducción del 40% del glucógeno (principal combustible del organismo).

Por el contrario, aumenta el % de grasa corporal y con ello sus temibles consecuencias, a nivel de todas las articulaciones que soportan peso: columna, cadera, rodilla y tobillo, menor elasticidad al acortarse la musculatura y menos tono muscular por disminución de su volumen. Todo esto se traduce en: menos potencia, menos agilidad y coordinación. Tú mismo permites que aparezca la incapacidad y que se vaya cronificando.

Una de las zonas más afectadas por el sedentarismo es la espalda y/o abdominales; al carecer de musculatura fuerte, se pierde la potencia necesaria para realizar esfuerzos cotidianos; los músculos se sobrecargan, reflejándose así en contracturas. Mayor propensión a alteraciones de la columna vertebral, por adolecer de una protección muscular adecuada.

Con una pérdida de la calidad de vida, los grupos musculares encargados de mantener una correcta postura y la coordinación requerida para el equilibrio, sufren un desbalance, contribuyendo negativamente la mala higiene postural, por aumento innecesario de presión sobre discos intervertebrales, tanto en la posición sentada, como al estar en pie o al realizar las actividades cotidianas.

Lo recomendable y oportuno es mantener una rutina de ejercicios. Establecer un entrenamiento de acondicionamiento general de estiramientos y fortalecimientos, realizados en casa, ¡claro que es posible!, sugerida por un especialista del área, sobre todo en aquellos casos donde coexista una alteración osteo-muscular (músculos, tendones, ligamentos, articulaciones y huesos).

Se tiene la equivocada percepción de que el dolor de causa no orgánica, requiere muchas veces del reposo, cayendo en un círculo vicioso que lo único que consigue es la persistencia del dolor.

No permitas un estilo de vida sedentario, evita la sarcopenia; la osteoporosis y sus riesgos de caídas y/o fracturas, afecciones cardiovasculares; como enfermedad coronaria, hipertensión arterial y ACV. Puedes prevenir desequilibrios hormonales, que predisponen a la ansiedad y depresión y alteraciones metabólicas que puedan conducir, a la aparición entre otras, de Diabetes Mellitus tipo 2 e incremento del colesterol sanguíneo. ¡La forma de cambiarlo, sólo está en ti!

En presencia de dolor osteomuscular, lo correcto es ser evaluado por un especialista, quien, con la historia clínica y evaluación física, orientaran hacia su diagnóstico y de ser necesario, le indicara estudios de imagen idóneos.

Querido lector, si usted o algún familiar es sedentario, motívese a revertir progresivamente esa condición, puede hacerlo tanto en casa como en el trabajo: jardinería, usar escaleras en vez de ascensor; camine en la oficina, incluso al hablar por teléfono, caminar de 30 a 45 minutos sobre terrenos planos, interdiario, hace marcada diferencia.

Nos encuentras en traumatologoaunclick y pronto en www.ortotraumaworld.com

#salud #saludaldia #saludaldiamagaz #saludaldiamagazine #SADM

2 Responses

  1. FISANA
    | Reply

    Nuestro cuerpo está preparado para una vida activa y no sedentaria. Es fundamental el ejercicio.

    • SADM
      | Reply

      Totalmente de acuerdo mis estimados amigos !!

Leave a Reply