with No Comments

Ve Despacio y Detente a Oler Las RosasVe Despacio y Detente a Oler Las Rosas

SADM #84 May/Jun 2019

Mariela González, Psicólogo Clínico

El ritmo de hoy en día hace que la vida se viva a una velocidad que muchas veces no se sabe cómo manejar. Constantemente estamos “haciendo algo”, para llegar cuanto antes, a una meta que nos hemos trazado o que alguien más nos trazó.

Metas que pudieron haber sido un sueño y que con el tiempo se convierten en una obligación cumplirlas. ¿Te ha pasado alguna vez esto?, querer alcanzar algo con tanto empeño, que después te sientes como si estuvieses escalando o subiendo una colina, en la cual no sabes cómo llegaste.

La respuesta ante esta interrogante, suele ser afirmativa!!! Nos hemos acostumbrado a ser exigentes con nosotros mismos porque así suele ser el contexto que nos rodea, el trabajo, la universidad, la escuela e incluso nuestro ámbito más personal: los amigos, la familia, la pareja… A las personas nos cuesta detenernos, y esto es algo que me escucharán decir muchas veces, pero es una realidad!!! El hecho de ir despacio o parar, no es algo que nos permitimos porque de alguna manera, consideramos que no nos va a traer ningún provecho… sería perder un tiempo que podríamos usar para lograr algo, pero esto no es así!!!… Por el contrario, puede ser la mejor opción que tengamos.

“Ve despacio y detente a oler las rosas”, es la traducción de una expresión urbana americana: “slow down and smell the roses“; que nos lleva a ser conscientes de que hay momentos que debemos de detenernos, ver las cosas desde otra óptica, preguntarnos si la presión con la que queremos algo nos ha servido para alcanzarlo y en especial, pensar hacia dónde va nuestra vida si seguimos como vamos… plantearnos nuevas metas, tomar nuevas decisiones, o simplemente despejar la mente, tomar energía y seguir el camino teniendo otra actitud.

La vida debe de tener estas paradas o detenciones, para poder sacar los aprendizajes de las experiencias vividas, no podemos vivir en una montaña rusa tipo la de los parques de diversiones, debemos de tratar de darnos un tiempo, alejarnos de la situación, verla desde otra posición, extraer lo bueno y lo no tan bueno, preguntarnos si aún deseamos aquello que se trazó previamente, plantear cambios… porque de ese modo, seremos más maduros y responsables ante aquello que afrontamos y primordialmente, con nosotros mismos.

Hoy te invito a que bajes la velocidad y te detengas si sientes que no puedes más con el ritmo que tienes… date una oportunidad de reprogramar tu estilo de vida y tus metas, detenerte no significa una debilidad sino un nuevo chance de iniciar con mayor fuerza y claridad!!

#salud #saludaldia #saludaldiamagaz #saludaldiamagazine

Leave a Reply