with No Comments

Celebre el Mes de La Herencia HispanaCelebre el Mes de La Herencia Hispana

SADM #86 Sep/Oct 2019

Centro Coordinador de Salud Ambiental y Prevención de Lesiones (CCEHIP)

Los Hispanos o Latinos son la minoría racial/étnica más numerosa en los Estados Unidos. En septiembre de 1968, el Congreso autorizó al entonces presidente Lyndon B. Johnson, a proclamar la Semana Nacional de la Herencia Hispana. En 1989, el Congreso extendió la celebración a un mes, desde el 15 de septiembre hasta el 15 de octubre.

La población hispana en Estados Unidos está cambiando rápidamente debido a diferentes tendencias de migración, educación y crecimiento, según un reciente informe publicado por el Pew Research Center.

Según el informe, la población hispana en Estados Unidos alcanzó un nuevo récord en 2016 con 57,5 millones de personas, un crecimiento de 7,5 millones de personas respecto a
2010, cuando había 50,8 millones. En julio de 2017 se estimaba que la población de Estados Unidos era de 326.625.791, según el World Factbook de la CIA, es decir que el 18% de la población de ese país serían hispanos.

En el Mes de La Herencia Hispana tambien reconocemos que los mexicanos son el grupo de hispanos más grande en EE.UU., seguido de puertorriqueños y salvadoreños. Los hispanos se establecieron como el segundo grupo racial de ese país por detrás de la población blanca y fue el segundo grupo étnico con mayor crecimiento entre 2015 y 2016, detrás de los asiáticos, dice el Pew Research Center.

El poder hispano

A diferencia de lo sustentado en ciertos círculos académicos y de la comunicación en los Estados Unidos, la presencia hispana en ese gran país ha contribuido a crear riquezas, promover el progreso, estimular el desarrollo y crear un clima de prosperidad y bienestar y todo esto nos hace orgullosos de celebrar el Mes de La Herencia Hispana.

El poder de compra de la población hispana en los Estados Unidos es de un trillón 500 mil millones de dólares al año. Eso significa que sería, en términos de producto interno bruto, la tercera economía de América Latina, luego de Brasil y México.

Pero además, la comunidad hispana tiene bajo su dirección a más de un millón 600 mil medianos y pequeños negocios, que generan centenares de miles de empleos y contribuyen al crecimiento y dinamización de la economía estadounidense.

En términos educativos, el progreso ha sido notable. Más del 60 por ciento de la población hispana domina el idioma inglés; más del 62 por ciento ha culminado los estudios de bachillerato y un 14 por ciento los de nivel universitario.

En lo referente a la política, hay en la actualidad cinco mil funcionarios electos de origen hispano en los Estados Unidos. Para agruparlos, se crearon el Caucus Congresional Hispano y la Conferencia Congresional de Hispanos, por parte de los partidos Demócrata y Republicano.

En el año 2009, Sonia Sotomayor fue aprobada por el Senado norteamericano para ser la primera juez de origen hispano en la Suprema Corte de los Estados Unidos. El aporte de los Hispanos en la política, música, cine y entretenimiento, prensa, revistas, deportes y en las ciencias, nos hace destacar en cualquier campo.

Latinos más felices y saludables

Los jóvenes latinos tienen estrés asociados a sus familias y al ajuste que tienen que hacer ellos mismos para adaptarse a la cultura estadounidense, además del estrés normal asociado a su desarrollo social, emocional y físico de la adolescencia. Este tipo de estrés afecta tanto a los adolescentes que son inmigrantes recientes como a los adolescentes que nacieron en los Estados Unidos de padres inmigrantes.

Un estudio reciente que recibió apoyo de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), indicó que los adolescentes latinos que estaban más envueltos con su cultura de origen, reportaron niveles más altos de autoestima, menos problemas sociales y menos sentimientos de desesperanza, agresión y abuso de drogas y alcohol. Factores estresantes de la aculturación, como la discriminación racial, se asociaron a la práctica de conductas riesgosas como la violencia juvenil o el abuso de drogas y alcohol. Los CDC indican que los padres y adolescentes latinos pueden seguir los siguientes pasos para ayudar a que sus hijos adolescentes se mantengan saludables:

Para los padres latinos

  • Busque un equilibrio.
  • Ser bicultural es mantener un equilibrio entre su cultura nativa y su nueva cultura: encontrar ese equilibrio significa no perder de vista ninguna de las dos culturas.
  • Las familias que mantienen algunos de los componentes claves de la cultura latina y también adoptan algunas normas culturales estadounidenses, tendrán un ambiente más saludable y de menos conflicto.
  • Recuérdeles todo el tiempo a sus hijos adolescentes quiénes son y de dónde vinieron. Los padres latinos hacen un trabajo excelente para establecer las bases que fomenten el orgullo étnico y el familiar entre sus hijos. Siga con las costumbres y creencias de su cultura en su casa, aunque otras personas a su alrededor no las entiendan. Su hijo adolescente entenderá y apreciará las raíces culturales que usted le ha inculcado, aunque esta apreciación puede tomar tiempo.
  • Fomente las relaciones familiares.
  • Su familia puede estar experimentando muchos cambios al ajustarse al tipo de vida en los Estados Unidos, como el que ambos padres pasen más tiempo en el trabajo y el que reciban menos apoyo de su familia extendida. Sin embargo, es importante que continúen dedicando tiempo a estar juntos en familia. Traten de comer, salir a caminar o jugar juntos. Los lazos familiares fuertes previenen que los jóvenes realicen conductas peligrosas y también lo puede ayudar a usted a ajustarse a su nueva vida.
  • Hable con su hijo.
  • En todos los diferentes tipos de familias, la comunicación frecuente y respetuosa entre los adolescentes y sus padres ha sido una manera, demostrada una y otra vez, de mantener a los hijos seguros y ayudarlos a adquirir habilidades para tomar buenas decisiones.
  • Escúchelos.
  • Cuando surjan diferencias de opinión, trate de escuchar y ser lo suficientemente flexible para entender lo que dice su hijo adolescente sobre cómo se hacen las cosas en esta nueva cultura y sobre la manera en que están batallando o prosperando.

Para los adolescentes latinos

  • No te olvides de quién eres ni de dónde vienes.
  • Cuando sientas la presión de hacer cosas a la forma estadounidense, recuerda los valores con que te criaron y toma las decisiones de acuerdo a lo que es mejor para ti, no lo que otros crean que es mejor.
  • Si naciste en los Estados Unidos, conectar con tu cultura latina añadirá más riqueza a tu vida.
  • Recuerda que el ajuste cultural es como ir a comer a un buffet
  • Hay partes de la cultura latina y estadounidense que te gustarán y otras no. Tú haces tus propias selecciones y creas una nueva mezcla que funcione para tí. No tienes que escoger entre las dos culturas; puedes ser un experto en ambas.
  • Comparte las partes difíciles
  • Cuando tus padres te pregunten cómo te fue en el día, cuéntales lo bueno y lo malo.
  • Adaptarte a una nueva cultura o a una cultura nueva para tu familia puede ser un gran desafío. Contarle a tus padres estos retos puede ser difícil pero el compartir cómo te sientes te ayudará a enfrentar esas situaciones y te servirá para que tus padres te entiendan mejor.

#salud #saludaldia #saludaldiamagaz #saludaldiamagazine

Leave a Reply