with No Comments

Efectos psicológicos del distanciamiento social ante el COVID-19 ¿Qué hacer?Efectos psicológicos del distanciamiento social ante el COVID-19 ¿Qué hacer?

SADM #90 May/Jun 2020

Mariela González, Psicólogo Clínico

El distanciamiento social ha sido la principal medida que se ha tomado para minimizar la propagación del COVID-19, sin embargo, este confinamiento y/o aislamiento hace que nuestra salud mental se vea afectada.

Estos efectos psicológicos del distanciamiento social se deben también al estar pendiente del número de contagios y fallecimientos que van en incremento cada día en todo el mundo, a las consecuencias negativas que estamos viendo sobre la economía mundial, la pérdida de empleos, o a los miedos que van apareciendo si se está lejos de la familia y de los amigos … Además debemos tener en cuenta que durante cuarentena, “detenerse” o “cambiar de rutina” para muchos representa una situación de estrés y/o ansiedad.

El acto de “detenerse” o sencillamente ir más lento, representará una situación de difícil adaptación para quienes están acostumbrados a tener muchas actividades cada día o tener rutinas que implican estar poco tiempo en casa. Ahora bien, quienes tienen ya un teletrabajo o trabajo a distancia, y/o trabajan más en solitario, permanecer en casa no les representará un problema.

Por tanto, los efectos emocionales dependerán de diversos de factores, entre ellos: tipo de trabajo de la persona, las características de su personalidad, tamaño del grupo familiar, edad, género, redes sociales, por decir algunos.

Los seres humanos somos seres sociales por naturaleza y necesitamos el contacto con otros, estar tanto tiempo en confinamiento llevará a que el regreso a una rutina – en algún momento – no sea fácil, en especial porque no sabemos cuánto puede durar el tiempo de aislamiento que tenemos. No saber cómo están otras personas, tener miedo de estar contagiado o poderse contagiar, no poder sentir el contacto físico de otros, no poder realizar actividades al aire libre, puede generar el desarrollo de alteraciones psicológicas y/o emocionales que, a su vez, necesitan ser atendidas profesionalmente para que la persona pueda sobrellevar la cuarentena y posteriormente, retomar su rutina diaria.

Los psicólogos debemos de estar preparados para atender en la nueva era digital y con la modalidad de la “telemedicina”, a personas cuyas vivencias en este tiempo de aislamiento se diferencien en intensidad.

Para evitar lo anterior o minimizar los efectos psicológicos del distanciamiento social, hay que tener presente que hay que cuidarse, pero principalmente que este período de confinamiento va a pasar, debemos de pensar que todo regresará a la normalidad en algún momento.

Mientras esto se dé, te invito a que:

  1. Veas que es una crisis que se está viviendo en el mundo entero. No eres tú solo(a) quien está experimentando cambios en su vida.
  2. Debemos de ser empáticos. Cuidarnos a nosotros mismos y también a quienes nos rodean.
  3. Establece rutinas en casa. Si tienes hijos o vives con personas mayores, haz lo mismo para ellos.
  4. Intenta mantener tus horarios de sueño y de alimentación.
  5. Trata de hacer ejercicios físicos en casa.
  6. Vive y expresa tus emociones, eres un ser humano y debes permitirte experimentar tus emociones en este momento en el que te encuentras.
  7. Busca estar en contacto con tus amigos y también con tus familiares haciendo uso de la tecnología si es que no viven contigo.

Para finalizar, hay que tener presente que debemos aprender de cada situación. Ya verán que al final seremos resilientes.

Si desean consultas virtuales por favor escribir al e-mail: marielagonzalezrd@gmail.com

#salud #saludaldia #saludaldiamagazine #saludaldiamagaz #sadm #covid19 #coronavirus

Leave a Reply