con No hay comentarios

El nuevo Coronavirus o COVID-19 y como afecta el cuerpoEl nuevo Coronavirus o COVID-19 y como afecta el cuerpo

SADM #90 May/Jun 2020

Aliza Lifshitz, MD, «Dra. Aliza», Endocrinóloga, Diabetes y Metabolismo

El contagio por coronavirus sigue creciendo a una velocidad alarmante en el mundo entero y aunque un gran porcentaje de las personas que lo contraen permanecen asintomáticas o con síntomas leves, hay otros casos que se agravan y terminan por afectar los pulmones de los pacientes y en casos muy serios, otros órganos, llegando a causar la muerte.

Siendo una enfermedad respiratoria, no llama la atención que como otros virus respiratorios, se disemine cuando una persona infectada estornuda o tose, rociando gotitas que transmiten el virus a las personas que están cerca. Los síntomas iniciales frecuentemente incluyen fiebre, tos, falta de aire y si progresa, neumonía (o pulmonía), insuficiencia respiratoria u otras complicaciones.

Cuando las partículas del virus entran al cuerpo, se alojan en la parte posterior de la garganta y la parte posterior de las fosas nasales. Al entrar, se van adhiriendo a las membranas mucosas de las células.

El nuevo coronavirus – o Covid-19 – es un virus redondo que tiene unas proteínas picudas a su alrededor. Esos picos son los que le permiten unirse a la membrana y, al hacerlo, el virus puede entrar a las células. Cuando entra a una célula, el material genético del virus hace que la célula deje de funcionar normalmente y le permitir al virus reproducirse. Cuando se reproduce, estalla la célula del paciente y el virus continúa infectando a las células vecinas.

De esta forma, al avanzar la infección puede bajar por los bronquios y llegar a los pulmones. Allí infecta los tejidos de los pulmones, provocando inflamación. Esto daña a los alveolos, que son los saquitos del pulmón cuya función es proporcionar el oxígeno que circula por todo el cuerpo y también remover el bióxido de carbono que sale cuando nosotros exhalamos.

Las células pulmonares son de dos tipos: unas hacen mucosidad (que evitan que se seque el órgano respiratorio) y las otras son los cilios (que son como vellosidades microscópicas) que movilizan a la mucosidad y limpian los escombros (como el polen y los virus).

Cuando se empieza a inflamar la membrana en las células del pulmón, obviamente, no se puede ni remover el bióxido de carbono ni distribuir el oxígeno. También se cree que, como en otras circunstancias (por ejemplo, en el síndrome respiratorio agudo severo, conocido como SARS, por sus siglas en inglés), los cilios dejan de funcionar, se desprenden y llenan las vías aéreas de los escombros (incluyendo al virus) y de líquido. El sistema inmunológico entra en acción debido a la presencia del virus y las células inmunológicas se acumulan también. Entonces estamos frente a una neumonía o pulmonía viral.

Podría haber complicaciones adicionales, como una neumonía o pulmonía bacteriana agregada. El sistema inmunológico podría sobre-reaccionar y matar no sólo a las áreas infectadas por la infección sino también a tejidos sanos, empeorando la neumonía. Si sobreviene una falla respiratoria, la persona afectada podría tener un aumento en la dificultad para respirar y requerir oxígeno y asistencia para respirar con ayuda de un respirador. A veces, si la persona sobrevive, pueden quedar lesiones en los pulmones (algunas no son reversibles).

Finalmente, el nuevo coronavirus o Covid-19 podría pasar al sistema gastrointestinal (causando diarrea) y/o se podrían tener manifestaciones fuera de los pulmones, causando daño en el hígado, en los riñones, etc. El daño podría ser en varios órganos a la vez. En estos casos generalmente la persona tiende a estar bastante grave y tiende a fallecer.

Aunque los casos severos representan un 15% y los más graves sólo un 5%, es importante considerar que todos tenemos un papel importante en limitar esta pandemia, ya que el Covid-19 puede transmitirse fácilmente dos días antes de que se desarrollen los síntomas o, posiblemente, incluso de una persona que lo tenga y que no llegue a desarrollar síntomas: Debemos practicar el distanciamiento social, quedarnos en casa si estamos enfermos o si nos han recomendado que nos quedemos en casa aunque estemos sanos, usar una mascarilla si estamos enfermos o cuando salimos a la calle si no estamos enfermos o cuando cuidamos a alguien que está enfermo, lavarnos las manos durante 20 segundos después de estar en lugares públicos y después de sonarnos, estornudar o toser y si no es posible, usar un gel desinfectante con 60% de alcohol.

Por difícil que sea quedarte en casa o pasar un tiempo sin trabajo, procura protegerte y proteger a los demás para disminuir el sufrimiento. Ten un poco de paciencia y recuerda las palabras de Khalil Gibran: “Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes.”

Aliza A. Lifshitz, conocida por su amplia trayectoria en los medios hispanos como la Dra. Aliza, es la experta de salud de la cadena de televisión educativa para la comunidad hispana HITN. En HITN es anfitriona del bloque diario de programación Vida y Salud, un espacio en el que comparte información y herramientas a los hispanos para llevar vidas más saludables y comunicarse mejor con sus doctores.

#salud #saludaldia #saludaldiamagaz #saludaldiamagazine #sadm #covid19 #coronavirus

Deja un comentario