con No hay comentarios

Habías escuchado del Síndrome Piriforme o Piramidal?Habías escuchado del Síndrome Piriforme o Piramidal?

SADM #91 Jul/Ago 2020

Dr. Reinaldo López, Dra. Isabel Valbuena, Cirujanos Ortopédicos-UCV

Se refiere al dolor profundo con adormecimiento en el tercio inferior del glúteo, que puede irradiarse a la zona lumbar baja y región posterior de la pierna.

Su protagonista, una estructura muscular aplanada y triangular, que se encuentra en la parte profunda de la región glútea. Se incluye entre las neuropatías por atrapamiento de la extremidad inferior y es más frecuente en mujeres con una proporción de 6:1 y en deportistas.

Ocasiona dolor por lo general de larga evolución y de intensidad variable durante el día, que se manifiesta al subir y al bajar escaleras o pendientes, por largos recorridos a pie (a paso ligero o carreras), ya que se necesita del músculo para los movimientos de zancadas amplias y de impacto.

Son característicos los periodos libres de síntomas, pero al presentarse puede hasta dificultar la marcha (compresión dinámica). En el 50% de los pacientes, lo antecede un traumatismo directo en la región glútea, inflamando la fascia muscular y el nervio ciático se comprime entre estas fibras musculares inflamadas y la pelvis.

Otras posibles causas: curvatura en columna lumbar pronunciada (hiperlordosis), desigualdad en la medida de miembros inferiores, prótesis total de cadera, causas infecciosas, inflamatorias, tumorales, variantes anatómicas del nervio ciático con respecto al músculo e hipertrofia del músculo.

Suele existir un retraso en su diagnóstico, pero este se basa en una adecuada historia clínica y maniobras que buscan reproducir los síntomas, basados en que forma parte de la musculatura que separa (abductora) y rotación externa de la cadera, además de flexionarla durante la marcha.

Aunque es poco frecuente (6 – 8 %), representa una causa significativa y tratable de dolor lumbar. Debido a la complejidad anatómica de la región glútea, es prioritario reconocerlo para abordarlo correctamente, evitando numerosas pruebas complementarias innecesarias y excluir otras patologías de clínica similar, como bursitis trocantérica, síndrome de isquio-tibiales, sacroileitis, (seudorradiculalgias) y lumborradiculalgias o radiculopatías, por patología vertebral y/o discal.

Su tratamiento conservador debe enfatizarse con antiinflamatorios no esteroideos, relajantes musculares, antiepilépticos usados para dolor neuropático, complementados necesariamente de terapias de Medicina Física y Rehabilitación, basadas en ejercicios de elongación de músculos abductores y aductores de la cadera, diferentes formas de calor superficial y profundo, más reposo.

Si el tratamiento conservador es insuficiente, son útiles infiltraciones antiinflamatorias locales con corticoides, asociados a anestésicos y como última alternativa cirugía que reduzca la tensión muscular, con descomprensión secundaria del nervio ciático.

Si después de leer este artículo, consideras requerir de consulta médica especializada, puedes contactarnos en Instagram traumatologoaunclick, enviando un mensaje directo o haciendo click a los números de WhatsApp (wa.me), próximamente en www.ortotraumaworld.com

#salud #saludaldia #saludaldiamagaz #saludaldiamagazine #sadm

Deja un comentario