with No Comments

Tracciones VertebralesTracciones Vertebrales

SADM #96 May/Jun 2021

Dr. Reinaldo López, Dra. Isabel Valbuena, Cirujanos Ortopédicos-UCV

Tratamiento NO quirúrgico de la Columna Dolorosa.

El dolor en la columna vertebral, localizado en las regiones cervical y lumbar, representa más del 80 % de la patología dolorosa en la población mundial; todos a lo largo de nuestra vida, vamos a sufrir algún grado de dolor de espalda. Sin embargo, la buena noticia es que, dentro de todos sus desencadenantes, el 95 % no son de resolución quirúrgica. Justamente a ese grupo de pacientes, va dirigido éste artículo, es decir abarcan desde enfermedades degenerativas vertebrales, hasta deportistas.

Hace más de 70 años, se vienen desarrollando diferentes tratamientos para el manejo de esta frecuente y compleja enfermedad y en nuestra experiencia por más de 19 años, con cientos de pacientes atendidos exitosamente, podemos decir que uno de los tratamientos más eficientes, no invasivo, no quirúrgico y satisfactorio, tanto para el paciente como para el especialista, son las terapias de tracciones vertebrales.

Posterior a un examen minucioso del paciente, junto a su historia clínica, la patología puede ser diagnosticada, determinando su indicación, así como si existen contraindicaciones, permitiendo establecer un protocolo de tratamiento, personalizado y adecuado a la zona de la columna a tratar. Las terapias de tracción vertebral, bajo supervisión de fisioterapistas entrenados, se centran en una acción mecánica, aplicando una fuerza específica, en muchos casos, mayor a 28 Kgs de peso, de forma dinámica o estática según corresponda, logrando separar milimétricamente a diario y descomprimir así los espacios intervertebrales, traduciéndose en la disminución de presión en los discos vertebrales, reducción de protrusiones discales, hernias , síndromes fascetarios, pinzamientos nerviosos, entre otros, principalmente en las compresiones nerviosas, tanto en zonas cervicales, lumbares y lumbosacras, mejorando las cervicalgias, lumbalgias, ciatalgias y sus alteraciones sensitivas asociadas, en miembros superiores e inferiores, así como limitaciones del arco de movilidad.

En nuestra práctica médica como especialistas, los protocolos de tracción y descompresión vertebral, son acompañados de diferentes tratamientos farmacológicos, específicos para cada paciente, por un corto período de tiempo, así como de diferentes formas superficiales y sobre todo profundas de calor, buscando mejorar esas contracturas paravertebrales dolorosas, rehidratar y regenerar así los discos vertebrales afectados.

Una vez controlado el dolor, se fortalece la musculatura vertebral y paravertebral afectada. Complementariamente son personalizadas diferentes formas de manipulación vertebral y masajes, aplicadas directamente por el fisioterapista. Estos tratamientos con el avance de las tecnologías, son cada vez más eficientes y satisfactorios. Amerita del manejo integrado, diferentes equipamientos, agentes físicos, formas de calor, masajes y mecanoterapia que, en su conjunto con la tracción vertebral, logran la mejoría del paciente, así como aliviar y retornar a su vida diaria, con una mejor calidad de vida y sin procedimientos quirúrgicos.

En la patología vertebral, es el seguimiento y manejo oportuno, a corto, mediano y largo plazo, lo que evita la progresión de la enfermedad, liberando al paciente de síntomas tan limitantes, que, en su mayoría, son crónicos y degenerativos.

Síguenos en @traumatologoaunclick, #teletraumatología #dolordeespalda #columnadolorosa #spinecare, www.ortotraumaworld.com

#salud #saludaldia #saludaldiamagaz #saludaldiamagazine #sadm

Leave a Reply